13 ESTRATEGIAS PARA ENSEÑAR A TUS HIJOS A QUERERSE MÁS

Durante los primeros años el niño aprende a autovalorarse en el seno de la familia. Crecer sintiéndose amado y seguro facilitará el desarrollo de una adecuada identidad personal.

¿Cómo pueden ayudar los padres a fomentar una autoestima sana?

Veamos algunas sugerencias:

Pon atención en cómo corriges

Resalta el esfuerzo aunque este sea mínimo (en vez de ver lo que no hacen) esto motiva a que se esfuercen cada vez más. Elógialos verbal y físicamente con besos o abrazos, sobre todo fíjate en el proceso más que en el resultado, por ejemplo si se pone el calcetín un poco torcido no le digamos “ te has puesto mal el calcetín” sino, “muy bien, haz logrado ponerte el calcetín”.

Se un modelo positivo

Si eres excesivamente duro contigo o con tu pareja, pesimista o no realista sobre tus capacidades y limitaciones, tu hijo acabará siendo tu reflejo. Cuida tu propia autoestima y tu hijo tendrá un buen modelo a seguir. Resalta en voz alta y en la medida justa, tus cualidades; el niño aprenderá también hacerlo.

Establece límites claros

Establece normas y límites claros, lógicos y consistentes. Por ejemplo si deja todos los juguetes en el suelo, no los recojas tú mismo, en vez de esto anímalo a recogerlos, si se resiste, la consecuencia es que no contara con estos juguetes por un tiempo, o si presenta por ejemplo una rabieta en el supermercado al final no le compres lo que él quiere.

Bríndale atención y tiempo de calidad

Reserva tiempo para dedicarlo a tus hijos. Esto le ayudará a reforzar la sensación de que es valioso e importante para ti. No tiene que ser mucho tiempo, pero si por ejemplo tienes prisa, házselo saber y acuerda cuando le prestarás atención, por ejemplo, puedes decirle: “cuando acabe de lavar los platos me siento contigo y leemos el cuento”.

No olvides mirar a los ojos y que tu lenguaje corporal denote atención. El niño debe sentir que tienes en cuenta sus necesidades y que te interesas por sus asuntos.

Identifica y corrige las creencias erróneas de tu hijo

Es importante que los padres identifiquen las creencias irracionales que tienen los niños sobre ellos mismos, tanto si tienen que ver con la perfección, su atractivo, capacidad u otros aspectos.

Muchos niños entre los 3 y 5 años sobre todo, se frustran con facilidad ya que están tratando de hacer muchas cosas por sí mismos y pueden llegar a creer que no son capaces. Refuerza su perseverancia tanto como los logros. Enseñar a los niños a establecer criterios más precisos y a ser más realistas al evaluarse les ayudará a desarrollar un concepto más saludable de ellos mismos.

Expresa amor y afecto espontáneamente

Tu amor es muy importante para estimular la autoestima de tu hijo. Bésalo, abrázalo, elógialo, házle saber lo mucho que lo amas y te sientes orgulloso de él. Se amoroso con tus seres queridos, celebra las fechas especiales como el cumpleaños, todo esto contribuye en que tu hijo tenga mayor confianza en si mismo.

No uses etiquetas, resalta la conducta y no al niño

Comentarios como “Siempre te portas mal” hará que tu hijo se subestime y no aclaremos cual es la conducta inapropiada.

Déjalo que cometa errores

Todos cometemos errores, los niños no son la excepción, Sin embargo, los errores también son lecciones valiosas para que tengan confianza en sí mismos.

Cuando algo le salga mal házselo ver y pregúntale qué puede hacer para que no vuelva a pasar, esto motivará la toma adecuada de decisiones. Analiza tu propia conducta, muchas veces como padres somos perfeccionistas y obsesivos; cuando cometamos un error aceptémoslo, de esta manera el niño también lo hará.

Crea en casa un ambiente de seguridad, respeto y amor

Los niños que no se sienten seguros o son víctimas de malos tratos en su hogar sufrirán de baja autoestima. Debes estar atento a los signos de maltrato o abuso; retraimiento, cambio de rutinas o amigos, llanto frecuente, comportamiento agresivo, bajo rendimiento académico y otros factores que pueden afectar la autoestima de los niños.

Fija junto con tu pareja límites de respeto y comunicación en el hogar, házselos saber a tu familia extensa y amigos, en especial si frecuentan tu casa.

Ayúdalo a participar en experiencias constructivas

Procura brindar diversidad de ambientes y actividades que favorezcan la creatividad y la exploración de sus habilidades.

Fomenta riesgos saludables

Anima a tu hijo a que explore algo nuevo, como probar comida diferente, hacer un nuevo amigo o montar en bicicleta. Aunque siempre existe la posibilidad del fracaso, sin riesgos no hay oportunidades para el éxito.

Enséñale a respetar la vida y a ser compasivo

Los niños que aprenden el respeto por la vida y los demás aprenden a valorarse a sí mismos. Estimula la ayuda a los abuelos, compañeros, niños menores, mascotas y modela esos valores.

Busca recursos

Los cuentos, títeres, películas etc. pueden dar al niño buenas lecciones acerca de la autoestima.

DELEGACIÓN DE SERVICIOS SOCIALES AYUNTAMIENTO DE LUCENA

Programa Lucena ante las Drogas


Alertan del crecimiento de la práctica del ‘binge-drinking’ (Córdoba)

Valentina Lucena, psicóloga de la fundación Hogar Renacer, alertó ayer del crecimiento entre adolescentes y jóvenes de la práctica del binge-drinking, consumo abusivo de alcohol, a modo de atracón, en un corto espacio de tiempo (en una hora o dos como máximo).

Lucena expuso que «el botellón no ha desaparecido. El binge-drinking se trata de una moda por la que, a lo mejor los jóvenes quedan a las diez de la noche y en una hora se han bebido entera una botella de alta graduación». «El patrón ha cambiado. Hace años los adolescentes y jóvenes se cogían una borrachera en una fiesta puntual, en vacaciones, en una feria, pero ahora es prácticamente todos los fines de semana. Y además, luego están los que se graban en vídeo y esa grabación circula por internet o por grupos de whatsap, ridiculizando en ocasiones a los participantes; ensalzando que hayan bebido en exceso o incluyendo todo tipo de conductas de riesgo», resaltó esta psicóloga. «Hace décadas el alcoholismo se asociaba a clases menos favorecidas o con menos oportunidades, pero ahora se da en todos los estratos sociales y niveles económicos», indicó Valentina Lucena.

«La edad media del paciente que acude a la fundación Hogar Renacer a pedir ayuda para dejar el alcohol ha disminuido y ya no es solo mayoritariamente un hombre de 40-50 años, sino que llegan desde los 20 o incluso personas de bastante edad, siendo cada vez más mujeres las que se atreven a dar el paso, cuando antes era un problema que ocultaban las afectadas. Hemos notado que al menos ha crecido la concienciación entre las familias de jóvenes y adolescentes que presentan un abuso excesivo de alcohol. Se atreven a dar el paso de solicitarnos ayuda antes de que el problema del alcohol que presentan sus hijos se haga más grave. Con los menores trabajamos la prevención y también disponemos de una escuela de familias con un programa especializado para padres e hijos», añadió Lucena.

Publicado en www.diariocordoba.com (16.11.2017)


El Equipo de Tratamiento Familiar de Lucena de la Delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Lucena implantará el proyecto "APRENDER JUNTOS, CRECER EN FAMILIA"

El día 20 de Noviembre celebramos el Día Internacional de la Infancia. Dicha celebración nos recuerda a la ciudadanía que los niños son uno de los colectivos más vulnerables y nos evoca los derechos que los mismos tienen a la educación, a la salud y a la protección. Es en éste último derecho donde nos vamos a detener: LA PROTECCIÓN .

Desde el Programa de Tratamiento Familiar con menores en situación de riesgo o desprotección, el Equipo de Tratamiento Familiar, adscrito a la Delegación Municipal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Lucena, va a implantar el Proyecto “Aprender Juntos, Crecer en Familia”, siendo el objetivo general del mismo la promoción del desarrollo y de la convivencia familiar en la transición de los 6 a 12 años. Para la consecución de dicho objetivo se persigue el fomento de las relaciones positivas entre padres e hijos de acuerdo con el ejercicio de la parentalidad positiva, cuyos principios son: vínculos afectivos cálidos, entorno estructurado, estimulación y apoyo al aprendizaje cotidiano y escolar para el fomento de la motivación y de sus capacidades, reconocimiento del valor de los hijos, capacitación de los hijos y educación sin violencia.

El programa está diseñado para su aplicación grupal (entre 8 y 16 participantes por grupo), existiendo 3 tipos de grupos: grupo de padres, de hijos y de familias. Las sesiones serán desarrolladas en horario de tarde.

El programa se pondrá en funcionamiento en Enero de 2017 y finalizará en Abril del mismo año. En Junio se celebrará un módulo de recordatorio, que será desarrollado en dos días.

El Proyecto “Aprender Juntos, Crecer en Familia” va dirigido a toda la población, en concreto a aquellas familias que estén dispuestas a dedicar su tiempo y esfuerzo para mejorar su funcionamiento y que tengan hijos de edades comprendidas entre 6 y 12 años.

Si estáis interesados podéis recibir toda la información en el Centro Municipal de Servicios Sociales C/ Vendimia nº 2 de Lucena (tfno. 957 51 30 44).


YouTube alentando a los menores a beber alcohol

¿Está YouTube alentando a los menores a beber alcohol?

La plataforma de vídeos en Internet, fácilmente accesible para los menores, alberga una gran cantidad de vídeos que glorifican el consumo de alcohol y las borracheras

YouTube alentando a los menores a beber alcohol

Muy probablemente, la plataforma web YouTube se presenta a día de hoy como la mejor herramienta para hacer llegar un mensaje al público. No en vano, se estima que más de 1.000 millones de personas de todo el planeta utilizan esta plataforma prácticamente todos los días, así como que la cifra diaria de vídeos visionados supera los 4.000 millones. Tal es así que, más allá de los millones de vídeos compartidos por la población usuaria, las empresas e instituciones –desde partidos políticos a sociedades médicas– utilizan asiduamente este canal para mostrarnos anuncios y mensajes para ‘mejorarnos’ la vida. Sin embargo, no todos los contenidos son saludables y bienintencionados. Es el caso, como muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Pittsburgh (EE.UU.), de los vídeos, numerosos, que muestran que el consumo de alcohol y la consecuente ebriedad siempre resultan ‘divertidos’, cuando no hilarantes. Un mensaje que, como alertan los investigadores, puede resultar muy preocupante cuando los usuarios son vulnerables y altamente influenciables –como ocurre con los niños y adolescentes.

Como explica Brian Primack, director de esta investigación publicada en la revista «Journal of Studies on Alcohol and Drugs», «no hay manera de saber cuántos de los millones de usuarios de estos vídeos son menores de edad. Pero nuestro objetivo no es decir que haya que censurar esta situación. Sin embargo, conocer la existencia de estos contenidos debería ayudarnos a desarrollar programas educacionales adecuados».

‘Borrachines divertidos’

En el estudio, los autores analizaron 137 videos colgados en YouTube en los que se incluían marcas de bebidas alcohólicas muy populares entre los jóvenes. Y no solo de cerveza, también del resto de bebidas como el vodka o el coñac. En total, el número de visitas sumadas por los vídeos ascendió a cerca de 97 millones.

En la mayoría de las ocasiones –40%–, los vídeos eran anuncios tradicionales. A ellos se aunaban otros planteados como ‘guías’, en los que un anfitrión ‘vendía’ un alcohol particular aludiendo a sus virtudes y ofreciendo consejos para su consumo. Pero aún hay más: el 10% de vídeos restantes consistían simple y llanamente en personas mostrando su ‘poder’ para ‘tragar’ alcohol.

Y la subida a YouTube de estos vídeos, ya muestren anuncios tradicionales o ‘borrachines divertidos’, ¿a quién corresponde? Pues como refiere Brian Primack, «más que por los fabricantes, los anuncios de alcohol fueron normalmente colgados por usuarios normales de YouTube. No parece que las marcas estén subiendo la mayoría de sus anuncios. Por lo general lo hacen personas a las que el anuncio les gusta lo suficiente para compartirlo».

No hay manera de saber cuántos de los millones de usuarios de estos vídeos son menores de edad

Entonces, debe eximirse de toda responsabilidad a los fabricantes. Pues no. Como advierte el director de la investigación, «la industria nunca permanece completamente fuera de la escena. Las empresas crean sus anuncios para que sean divertidos o ‘atrayentes’, en parte porque esperan que las personas los compartirán en las redes sociales».

Llegados a este punto, debe tenerse en cuenta que a diferencia de lo que ocurre en otros medios de difusión, caso de la radio o la televisión, los contenidos de YouTube no se encuentran tan ‘regulados’. Y es que la cantidad de vídeos que se suben a la red es más que abrumadora –cada minuto se suben más de 300 horas de vídeo a YouTube– y, por ende, muy difícil de controlar. Y asimismo, y sobre todo, que la cifra de menores que visitan YouTube es igualmente descomunal –el 81,9% de los estadounidenses usuarios de Internet que tienen edades entre los 14 y los 17 años entran asiduamente en YouTube.

Padres a escena

En definitiva, es muy probable que muchos vídeos colgados en YouTube estén mostrando a los menores una visión adulterada y, sobre todo, muy peligrosa, del alcohol. Tal es así que, en opinión de los autores, ha llegado el momento de que los padres tomen cartas en el asunto. Sin embargo, como apunta Brian Primack, «no estamos sugiriendo que la gente joven no debería ver estos vídeos o que los padres digan: ‘no vas a volver a utilizar Internet en la vida’».

Entonces, ¿qué se puede hacer? Pues según los investigadores, los padres deben ayudar a sus hijos a comprender las reglas de la publicidad, en este caso del alcohol. Por ejemplo, alertándoles sobre la manera en que las empresas pueden tratar de manipular a la gente, como sería el mostrar el alcohol como un ingrediente clave para la socialización y la diversión.

Como concluye Brian Primack, «los padres pueden ser proveedores importantes de la alfabetización mediática. Pueden ayudar a sus hijos en pensadores más críticos sobre lo que ven en los anuncios».

Según la versión de sus propios creadores, el canal YouTube fue originalmente creado para poder compartir en Internet los vídeos grabados en una fiesta celebrada en San Francisco (EE.UU.). Es el momento de aludir a la responsabilidad de las empresas y usuarios que nutren la plataforma con sus vídeos y a sus espectadores para que la fiesta no se desmadre.

Fuente: abc.es